Qué

puedo

ofrecerte

como mago

El ilusionismo es cosa seria

Soy ferviente creyente de la siguiente frase:

«Lo mejor que te pueden ofrecer en la vida no son cosas, son momentos».

mago profesional valladolid mago en valladolid mejor mago en valladolid magia para restaurante magia para cumpleaños
mago profesional valladolid mago en valladolid mejor mago en valladolid magia para restaurante magia para cumpleaños
mago profesional valladolid mago en valladolid mejor mago en valladolid magia para restaurante magia para cumpleaños

Y sincéramente debes creerme si te digo que con un poco de buena magia, personalidad y simpatía se pueden lograr momentos increíbles. Si no lo crees, solo déjame demostrártelo.

mago profesional valladolid mago en valladolid mejor mago en valladolid magia para restaurante magia para cumpleaños

La mayoría de los magos abordan su actuación de una manera de «simplemente quédate ahí y observa lo que puedo hacer», lo que en última instancia no es gratificante para la mayoría.

A día de hoy me especializo en magia de cerca para adultos, también denominada de «close-up» o «restaurante», en la que te vas moviendo actuando para pequeños grupos (o mesas si están sentados), y donde todo se vive más de cerca.

Además de ser una magia más cercana, es más versátil pues se puede realizar en cualquier lugar y en cualquier momento: Cenas o reuniones de empresa, salas de fiestas, bodas, restaurantes, barcos, casas privadas, recepciones de hotel, promoción de productos en ferias, galerías de arte…

El abanico de posibilidades para la magia de cerca es amplísimo y sinceramente es como más disfruto.

Aquí no existe la 4ª pared que te encuentras en los teatros. Aquí eres tú y el grupo de personas para el que actuas. De tú a tú. Creando un momento único. Divirtiéndonos. Sin más.

A través de los años puedo decir que soy capaz de crear un ambiente agradable desde el primer momento, generando buena energía y buen «rollo» desde el minuto uno, siempre disfrutando junto a los espectadores y nunca a costa de los espectadores (un gran error que muchos magos cometen).

En este tipo de eventos donde se aglomera mucha gente, la mayoría de asistentes no se conocen entre ellos. En estas situaciones un mago es perfecto pues puede crear  lazos entre diferentes grupos de personas para que se sientan más cómodos. Cuando termino mi magia y me dirijo hacia otro grupo, soy el pretexto perfecto con el que pueden iniciar conversaciones.

– «oye, ¿viste eso que hizo el mago?»

– «¡si!, ¡fue increíble!…».

Me encanta crear este tipo de situaciones y hacer que todo sea más fácil y agradable para tus invitados.

Mi estilo, mi personalidad, mi pasión y amor por este arte que es la magia y mi manera de transmitirlo y enfocarlo, haciendo protagonistas a las personas y no a mi, hacen que sea la mezcla perfecta para el entretenimiento y el éxito.

No me limito a mostrar mis trucos, sino que involucro y hago partícipes de primera mano a mis espectadores.

Mi estilo es divertido, participativo y envuelvo mis juegos con presentaciones e historias para que puedan generar un mayor interés en las personas.

Unas veces presentaciones más divertidas y alocadas…

Y otras veces presentaciones más emotivas y visuales, quizás con un simple enunciado:

«Cuenta una leyenda que existe un guardián que custodia a la luna, y en el que cada noche se encarga de mecerla y sacarle brillo con el manto de las estrellas». (entra una bonita música…)

«Cuenta una leyenda que existe un guardián que custodia a la luna, y en el que cada noche se encarga de mecerla y sacarle brillo con el manto de las estrellas». (entra una bonita música…)

Y así una luminosa Luna llena empieza a flotar, como si bailase al son de la música, alrededor de mi cuerpo y de un precioso pañuelo que simula las estrellas.

En definitiva, intento que mi magia pueda ser más interesante y efectiva para todos, adaptándola a cada situación.